Mirarse al espejo cada día, es el mejor ejercicio que uno puede hacer para ver realmente como es. El espejo al igual que el algodón, nunca engaña.

Enero, 2011

Lunes, 31 Enero 2011 07:24:09 GMT

No las excitamos.

Si algún hombre piensa, que simplemente por el hecho de ponerse desnudo delante de una mujer, ésta, se va a excitar fácilmente, se equivoca.

No queremos referirnos solo a los que su cuerpo los ha abandonado como a un naufrago en una isla, (en algunos casos, incluso, el envoltorio corporal ha huido despavorido), y en el que los kilos campan a sus anchas, como una salvaje manada de búfalos, desbocada por una pradera del viejo oeste americano.

También queremos mencionar, a los hombres que se encuentran en el lado contrario, esos de la figura tipo Mister Universo, sin un gramo de grasa, con una tableta tan marcada sobre el abdomen, que para sí la quisiera la fábrica Nestlé, como molde original para sus productos, y por si lo anteriormente dicho no fuese suficiente, también con unos brazos fuertes y esculpidos con sumo esfuerzo, dedicación obsesiva y disciplina de gladiador, en el gimnasio a base de pesas y más pesas.

Según un estudio realizado por la doctora Meredith Chivers de la Universidad de Toronto en Canadá, dice que en absoluto una mujer puede llegar a excitarse simplemente con ver a un hombre desnudo, y que el nivel de excitación que una hembra experimenta con un macho (en pelota picada ), es equiparable al que tiene la fémina en cuestión cuando observa un paisaje nevado desde la terraza de su casa (por poner un ejemplo).

Para completar el estudio y tirar más aún por el suelo los sueños de seducción del hombre, la señora (o señorita, no lo sabemos a ciencia cierta, pues no tenemos el placer de conocerla) Chivers, añade, que la cosa cambia drásticamente (¡OH sorpresa!), cuando una mujer ve a otra como Dios la trajo al mundo, es decir, como Eva, con o sin hojita tapa-vergüenzas, y esto al parecer sucede por que se dispara la presión sanguínea, vamos que a ella cuando ve a la otra, se le revoluciona la sangre, que sale disparada a todo trapo por las venas, alcanzando la misma intensidad que el chorro de agua lanzado por la manguera de un bombero.

Conclusión: ¡Ya no las excitamos! (al menos, como pensábamos). Y equivocadamente, creíamos que la competencia en cuanto a provocar excitación se refiere, era con el vecino de en frente, y ahora resulta que es con la vecina de al lado

¡A buen entendedor ……..!

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: No las excitamos.
Comentarios: 0
Leído 858 veces.



Domingo, 30 Enero 2011 19:05:00 GMT

El Gracioso y El Bailarín.

Dice el refrán que más vale caer en gracia que ser gracioso, y no seré yo quien vaya en contra de esta afirmación, pues estoy plenamente convencido de que los refranes, son una fuente inagotable de sabiduría que se transmite de generación en generación a través de los tiempos. No obstante, y sin querer contradecir a lo dicho anteriormente, el psicólogo Kristopher McCarty de la Universidad inglesa de Northumbria, dice que los hombres graciosos, aumentan su atractivo masculino y en consecuencia son preferidos por las mujeres, que al mismo tiempo, también los consideran más inteligentes.

La gracia, podemos incluirla dentro del amplio campo en el que se manifiesta el sentido del humor, y de todos es sabido, que quienes lo poseen en mayor o menor grado, también demuestran su inteligencia en equivalente proporción.

Si hacemos caso a las investigaciones de Mr.McCarty, habrá que procurar ser graciosos, aunque, si la gracia no es natural y la forzamos en exceso para aparentar lo que no somos, podemos acabar siendo vulgares, incluso soeces, además de hacer el mayor de los ridículos, en especial, cuando en muchas ocasiones la imagen final que queda de nosotros por la gracia sin gracia que se nos ha ocurrido, es la de un autentico bufón de andar por casa.

Esto sucede muchas veces, cuando algunos, que no conocen cuales son sus verdaderas limitaciones, piensan que son el mismísimo Woody Allen.

Continuando con el psicólogo anteriormente mencionado, igualmente se llega a la conclusión que para ellas, también son más atractivos los hombres que saben bailar . Así que, todos aquellos que quieran mejorar sus dotes artísticas en este campo, todavía están a tiempo de acudir a los salones de cualquier academia de baile, y apuntarse a las correspondientes clases, que les sirvan para poner en forma su alicaído o nulo sentido del ritmo, y utilizar la Salsa u otros estilos similares, para darle un poco de chispa a sus torpes y lentos movimientos.

En esto de bailar, igual que en lo de ser gracioso, hay que poseer también ciertas dotes naturales, como equilibrio, coordinación y buen oído. Lamentablemente, los que no han nacido para ello, se moverán, sobre todo al principio, como auténticos patos mareados, aunque todo es cuestión de intentarlo con suma paciencia y perseverancia, además de no desanimarse nunca. Bien es cierto, que habrá casos imposibles, los verdaderos Anti-Fred Astaire de las pistas. Sin ir más lejos, he conocido personalmente a alguno de ellos, que han acabado en el suelo, víctimas de su propia torpeza, y lo peor, no es solo eso, lo más grave es que también han arrastrado con ellos a su compañera de baile.

No obstante, y a pesar de las dificultades, hay que intentarlo con tal de mejorar nuestro nivel de atracción, para que ellas se fijen más en nosotros.

Fran Álvarez.



En: La Comunidad.
Permaenlace: El Gracioso y El Bailarín.
Comentarios: 0
Leído 817 veces.



Sábado, 29 Enero 2011 08:23:20 GMT

Con los calzones bajados.

Escuché por primera vez el calificativo de Pagafantas, viendo una divertida película del mismo título, dirigida por Borja Cobeaga . El film clasificado dentro del género de comedia romántica, desarrolla una trama en la que el protagonista (el Pagafantas de turno), hace todo lo posible para que la chica de la que está enamorado, le haga caso, esperando que al final, ella, no tenga más remedio que caer rendida a sus pies . El final, obviamente no lo contamos, por consideración a todos aquellos que no hayan visto la película, cuyo visionado recomendamos, para los que quieran pasar un rato divertido, sin más complicaciones.

Volviendo al director antes aludido, declaraba en una entrevista que los Pagafantas venían a ser más o menos, los Calzonazos del Siglo XXI, y aprovechando esta comparación, nos referimos aquí a los auténticos Calzonazos, que habitan en nuestra sociedad actual, que son ni más ni menos, que aquellos que siempre, y dicho en sentido figurado, se bajan los pantalones, ante cualquier situación en la que se encuentren ligeramente presionados.

Son esa clase de personas que han cedido los derechos de su voluntad, dejándola en manos de otros, para que sean estos los que tomen las decisiones por ellos, son ese tipo de individuos que siempre dicen SI a todo lo que les proponen, y eso no es lo malo, lo verdaderamente grave, es que muchas veces lo que quieren decir es NO, pero no se atreven a hacerlo.

Los Calzonazos viven sometidos a otras personas de carácter dominante, que les imponen sus ideas, deseos y caprichos (una veces aparecen en forma de Suegra, otras es el Jefe en el trabajo, bastantes la Pareja de turno y en alguna ocasión, algún amigo con delirios de Fhürer ).

Quienes de forma permanente andan con los Calzones bajados, nunca tienen el valor suficiente, para llegado el momento, plantarse, y decir ¡Basta! y de paso, aprovechar para mandar de una puñetera vez a tomar viento, por decirlo educadamente, a tanto dictadorzuelo barato, que pulula por el mundo, y que se esconde detrás de esa peculiar careta modelo Buen Rollito, que les permite pasar desapercibidos, confundidos en medio de la multitud.

Fran Álvarez.



En: La Comunidad.
Permaenlace: Con los calzones bajados.
Comentarios: 1
Leído 840 veces.



Viernes, 28 Enero 2011 13:46:23 GMT

Amistades de cartón.

Hay un momento de nuestra existencia, en que nos paramos a reflexionar y nos damos cuenta de que después de muchos años de aparente amistad, algunos de aquellos a los que considerábamos amigos de esos de toda la vida, dejan de serlo, por muy diversas razones, unas veces por la falta de comunicación, otras por que los caminos de unos y de otros se separan en función de sus circunstancias personales, sus actividades profesionales, sus intereses u otra serie de condicionantes de tipo social.

Hay también por desgracia, situaciones lamentables que según el caso particular de cada individuo, le habrán afectado de forma diferente en relación a las circunstancias que se hayan vivido, pero seguro que mucha gente habrá pasado por momentos en los que cobra plena vigencia la expresión, ¡ con amigos como tú no me hacen falta enemigos!, por que desgraciadamente la patada en el trasero te la da quien menos te lo esperas, y dejando a un lado la decepción que esto te supone, lo bueno, es que te dices a ti mismo, ¡bueno, otro más al que se le cae la careta!, con lo cual tu proceso de selección de las verdaderas amistades se va ajustando mucho mejor a la realidad y la lista de amigos se reduce a unos pocos nombres, disminuyendo en cantidad, pero ganando en calidad.

Dejando pues, a los que antes eran amigos, y ahora son solo conocidos, incluso ni eso por que a algunos ya no los quieres volver a ver ¡ ni en pintura!, tenemos también los amigos con truco, esos que tienen un concepto particular de la amistad, esos que dicen, y muy acertadamente que los verdaderos amigos son los que siempre están cuando los necesitas, pero que en la realidad, solo están cuando ellos lo necesitan .

Otras veces, es uno mismo el que se da cuenta, que los tiempos cambian y unas personas evolucionan y otras no, unos se quedan involuntariamente anclados en el pasado y otros lo hacen por decisión propia, y al final llegas a la conclusión que has estado relacionándote muchos años con personas con las que en el momento presente ya no tienes nada en común, por que convivir con ellos, no quiere decir ser como ellos, y no eres peor ni mejor, simplemente diferente. El camino que puede ser bueno para muchos, no es el adecuado para otros. Y en esta sociedad en la que vivimos, con tantas dosis de falsedad e hipocresía, el que no sigue la dirección de la manada y sobre todo del que la manda (siempre hay alguno que quiere imponer a toda costa su criterio a los demás), lo tiene bastante complicado, siempre será el raro, el inadaptado o el chalado de turno.

Fran Álvarez.

"Todos quieren tener amigos y nadie quiere serlo"

(Denis Diderot)



En: La Comunidad.
Permaenlace: Amistades de cartón.
Comentarios: 2
Leído 818 veces.



Jueves, 27 Enero 2011 07:54:13 GMT

La mirada seductora.

Hay quienes se dedican a estudiar el enamoramiento y sus diferentes procesos, entre ellos el psicólogo neoyorquino Arthur Arum, que ha realizado la siguiente afirmación: El amor es más mudo que ciego.

Al parecer, cuando el hombre despliega sus armas de filtreo, tiene que fijarse más en lo que se ve, que en lo que se oye, ya que las mujeres están más atentas a lo primero que a lo segundo.

Ante esto, parece que las dudas se disipan, a la hora de seguir el procedimiento más adecuado y eficaz, en el momento de desarrollar por parte del hombre las labores de conquista.

Habrá que olvidarse por lo tanto, de pronunciar esa frase ingeniosa, a la que antes de soltarla como quien no quiere la cosa, se le da tantas vueltas en la cabeza, como si el cerebro fuera una lavadora en pleno centrifugado. Es como si quien lo hace, se hubiera transformado en un piloto de bombardero, que suelta su carga explosiva, esperando dar de lleno en la diana y provocar un resultado impactante, aunque en este caso, afortunadamente sin víctimas mortales.

Tampoco servirá utilizar ese chiste tan manoseado, y que siempre provoca carcajadas en la persona que lo escucha, en este caso, la chica en cuestión, merecedora de los máximos desvelos y atenciones por parte del conquistador de turno.

Mr.Arum , ofrece a los hombres la solución ideal, simplemente hay que utilizar una intensa y penetrante mirada y enfocarla directamente sobre los ojos del objetivo femenino elegido, y así, sin pronunciar ni una sola palabra, las posibilidades de éxito, se verán sustancialmente incrementadas, ya que, según el psicólogo mencionado, esto hace que se atraigan entre sí, personas que hasta el momento, eran absolutamente desconocidas entre ellas.

Habrá pues, que ensayar el método en cuestión, entrenándose en soledad frente al espejo y buscar posteriormente el momento oportuno para ponerlo en práctica.

¡Buena suerte!

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: La mirada seductora.
Comentarios: 0
Leído 877 veces.



Miércoles, 26 Enero 2011 18:53:12 GMT

Por ejemplo, Iñigo Ariza.

Nuestro personaje no existe en la vida real, al menos con ese nombre que nosotros sepamos. Lo que si es cierto es la forma de ser y actuar del tipo de persona a la que nos vamos a referir a continuación y que se identifican por un determinado comportamiento en su vida social.

El nombre de Iñigo Ariza está elegido al azar, por eso, si entre nuestros amigos lectores se encuentra alguien que se llame así, le agradecemos que no se enfade con esta pequeña historia, ya que simplemente se trata de una inofensiva coincidencia.

Nuestro particular Iñigo Ariza podría llamarse también, Liborio Buendía o Artemio Martín, por poner algunos ejemplos más, y así podríamos seguir con una lista interminable de nombres y apellidos.

Esperamos igualmente que los Liborios o Artemios de apellidos coincidentes con los indicados anteriormente no se siente de ninguna manera ofendidos.

Efectuadas pues, las aclaraciones pertinentes, sigamos con el Iñigo Ariza de esta historia. Nuestro protagonista, para ir haciéndose una idea, es el típico personaje de esos que la gente cuando los conoce, dice que siempre quieren ser el niño en el bautizo, el novio en la boda, el guapo de la película e incluso exagerando un poco, el muerto en el entierro.

La gente como Iñigo Ariza, en todo momento quieren ejercer de maestros permanentes para las personas de su entorno, incluso para las que no forman parte del mismo. Se transforman continuamente en profesores de palabra fácil y hueca, que predican un continuo y cansino adoctrinamiento, ya que su infabilidad (ellos lo piensan así) al igual que la del Sumo Pontífice en Dogmas de Fe, es incuestionable.

Iñigo Ariza, y los que son como él, pertenecen a esa clase de gente que te dicen lo que has de hacer, pero luego, vemos con infinita sorpresa, que hacen lo contrario de lo que predican, es más o menos eso de: ¡Haz lo que yo te digo pero no lo que yo hago¡ igual que ese padre que llega borracho a casa y le da un enorme sermón a su hijo quinceañero, advirtiéndole de los enormes peligros del alcohol.

¿Cómo es posible tanta incongruencia?, pues, así es.

Esta tipo de personaje, pulula alrededor nuestro como mosca revoloteando cerca de la miel . Siempre saben de todo, siempre estuvieron antes que tú en cualquier sitio y siempre quieren imponer sus ideas a los demás sin importarles el precio.

Los Iñigo Ariza de turno, fingen que te escuchan cuando hablas, pero solo para disimular cuales son sus verdaderas intenciones, ya que al final su ego es tan enorme y los devora de tal forma, que en todo momento tiene que prevalecer su YO por encima de cualquier otra cosa, circunstancia o persona que opine diferente de ellos.

Esta clase de personajes que amenazan nuestra vida diaria son fácilmente detectables, y hay un detalle que los identifica con absoluta claridad y los deja al descubierto, ya que son individuos que se crecen frente a las personas que ellos consideran inferiores, pero luego, vemos con enorme asombro que caminan de rodillas cuando conviven con gente que ellos creen superiores e incluso se arrastran como cucarachas como si estuvieran totalmente poseídos por aquellos que tienen una elevada posición intelectual, económica o social, y de igual modo con los que son portadores de apellidos ilustres o conocidos, aunque su relevancia sea más propia del pasado, ya que en la actualidad no valen más que los que se apellidan Álvarez, Pérez o Rodríguez, por poner algunos ejemplos.

¡NO ME GUSTAN ABSOLUTAMENTE NADA LOS IÑIGO ARIZA!

He tenido por desgracia, que enfrentarme a alguno de ellos para impedir que pusieran su pie encima de mi cabeza, y jamás he dejado que anularan mi independencia, ni manejaran a su antojo mi vida. Otras personas sin embargo y lamentablemente para ellas, han tenido que sufrirlos y vivir continuamente condicionados por sus caprichos, si bien es cierto, que hay quienes merecen padecer de vez en cuando, como si fuera una gripe o un simple resfriado, a un Iñigo Ariza en su existencia, ya que no hacen nada para evitarlo, tan solo callar y tragar, y eso en absoluto son opciones válidas, hay que enfrentarse a ellos, sin miedo y con decisión, hasta eliminar de nuestra sociedad este tipo de comportamientos que tratan de controlar de forma dictatorial la vida de las personas.

En muchas ocasiones, cuando se habla de Dictadores, solo nos acordamos de los dirigentes políticos de determinados países, con independencia del tipo de ideología que prediquen si es que en realidad tienen alguna, ya que generalmente quien encabeza una dictadura, lo único que quiere es mandar e imponerse a los demás de cualquier forma y a cueste lo que cueste. Sin embargo, nos olvidamos de los Iñigo Ariza que viven camuflados entre nosotros y que en cuanto pueden y ven el terreno abonado para actuar, ejercen como pequeños y patéticos dictadorzuelos de pacotilla, que entran con sigilo en nuestro entorno parapetados detrás de una bondadosa careta y disfrazados debajo de una inofensiva piel de cordero, con la única intención de ir poco a poco apoderándose de nuestra vida y acabar manejándonos a su capricho.

Sé como son los Iñigo Ariza, siguen ahí, quizás poseo un sexto sentido para detectarlos o puede que tan solo sea intuición, aunque lo que deseo fervientemente es no volver a encontrármelos ¡NUNCA MÁS! el resto de mi vida, ya que, ¡NO LOS SOPORTO!

Un consejo: ¡Iñigo Ariza, si quieres dominar a alguien, cómprate una mascota!

Fran Álvarez.



En: La Comunidad.
Permaenlace: Por ejemplo, Iñigo Ariza.
Comentarios: 3
Leído 849 veces.



Martes, 25 Enero 2011 07:29:47 GMT

El Arquitecto.

Arquitectura vital.

Construir una vida.

Construir TU VIDA.

Ladrillo a ladrillo.

Peldaño tras peldaño.

Con el cemento de tus errores.

Con la paleta de tus aciertos.

Un piso.

Otro piso.

El edificio crece.

Siempre ganando altura.

No hay techo.

Imponente.

El límite son las estrellas.

Construir.

¡Siempre construir!

¡Siempre crear!

Tu cabaña.

Tu refugio.

Tu escondite.

Tu casa.

Tu vida.

¡Siempre, construye tu vida!

Tú eres el Arquitecto.

El único Arquitecto.

Tú diseñas los planos.

Tú diriges la obra.

Tú ejecutas la acción.

¡Siempre TU!

¡No dejes que otros construyan por ti!

Tu vida es tuya,

Solo tuya.

Y de nadie más.

Piensa sin miedo.

Imagina en libertad.

Crea con decisión.

Dale forma a tu espacio.

Inventa tu paraíso.

Corre libre por tu campo.

Tú.

¡Siempre TU!

Edifica tu existencia.

Forjas tus cimientos.

¡ERES EL UNICO ARQUITECTO!

¡No cedas la propiedad de tus decisiones!

¡No admitas imposiciones de otros constructores!

¡No esperes a la eventualidad de la suerte!

La construcción de tu vida solo admite un único Arquitecto.

"Cada cual fabrica su destino, no tiene en ello parte alguna la fortuna"

(Miguel de Cervantes)

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: El Arquitecto.
Comentarios: 0
Leído 846 veces.



Sábado, 22 Enero 2011 19:31:47 GMT

Ser un perfecto imperfecto.

Me he quedado sin saliva.

Tengo la boca completamente seca.

Mi arsenal de palabras se ha agotado.

Mi cerebro es incapaz de hilvanar una sola frase.

Lo he dicho por activa.

Lo he repetido por pasiva.

Pero no me escuchan.

Quizás es que no comprenden.

A pesar de mis claras intenciones.

De mis considerables esfuerzos por hacerme entender.

He repetido hasta la saciedad que no me interesa lo que me ofrecen.

No quiero, lo que con insistencia un día sí y otro también tratan de venderme.

Machaconamente, MUY MACHACONAMENTE.

Aunque sea muy bueno para mí.

Eso es, lo que quieren hacerme creer.

Pero no me lo trago.

A pesar de los supuestos beneficios que puedo obtener.

¡No quiero más ofertas!

¡No me interesan más gangas!

¡No me gusta la perfección!

Ni la busco.

Me quedo con mis defectos, sin dudarlo.

Ni los vendo, ni los cambio.

Los quiero todos y cada uno de ellos.

Son míos solamente.

Viven a mi lado desde hace mucho tiempo.

Creo que les he cogido cariño.

Y se irán cuando tengan que hacerlo, no antes.

Y mucho menos por Decreto-Ley, de otros.

El camino de la perfección no está señalado en mi recorrido.

La carretera de la santidad no aparece en mi hoja de ruta.

La autopista hacia el cielo, al menos la que yo conozco, todavía la están asfaltando.

Prefiero mi bendita imperfección, aunque me lleve por caleyas llenas de baches, piedras y charcos.

Quizás me moje los pies de vez en cuando.

Puede que en otras ocasiones tropiece y me caiga al suelo.

Incluso que con una mala pisada, me retuerza dolorosamente el tobillo.

Pero al final, cuando estamos atentos a los continuos giros del camino, se aprende de los propios errores.

Es la mejor enseñanza que la ruta diaria nos puede ofrecer para saber aplicarla nosotros mismos.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Ser un perfecto imperfecto.
Comentarios: 0
Leído 823 veces.



Sábado, 22 Enero 2011 07:29:49 GMT

¡No Gracias, ya puedo yo!

Hay personas que tienen un extraño concepto sobre lo que significa ayudar a los demás y cuando tratan de hacerlo, lo único que consiguen es inmiscuirse en la vida del prójimo, entrando de lleno en sus intimidades, entrometiéndose en cuestiones privadas y en definitiva, no respetando determinados espacios que nunca deben de ser profanados por nadie.

También los hay que van por la vida presumiendo de "buenos samaritanos" tratando a sus semejantes como auténticas víctimas que necesitan ser rescatadas de las garras de la propia existencia, convirtiéndose en eternos "salvadores" de los demás, cuando la realidad, lo que nos dice, es que realmente de quien tienen que salvarse es de ellos mismos.

Cuando alguien se cae al suelo, es muy humano ayudarlo a levantarse, pero dejemos que sea la persona damnificada, la que diga si necesita ayuda, o si puede y quiere levantarse sin necesidad de que nadie intervenga en la operación.

Es de agradecer en todo momento, el apoyo que otras personas te ofrecen, pero siempre hay que preguntar, por que hay que respetar en cualquier circunstancia la libertad del individuo para decidir si quiere ser ayudado o no, y hay que tener el tacto suficiente para darse cuenta de ello.

Según la forma de ser de algunas personas, muchas veces no hay nada peor que ayudar a alguien que no lo pide, puede que no quiera que lo ayuden, que no lo necesite o simplemente que no quiera deberle favores a nadie, ya que, si bien es cierto que hay muchísimas personas que ayudan desinteresadamente a otras, hay quienes también te ofrecen un "auxilio desinteresado" que luego resulta que no lo es, y tarde o temprano aparece el "socorrista" de turno queriendo cobrar el favor prestado.

Fran Álvarez.



En: La Comunidad.
Permaenlace: ¡No Gracias, ya puedo yo!
Comentarios: 0
Leído 750 veces.



Viernes, 21 Enero 2011 19:19:54 GMT

En la Isla.

Perdido en mi propia isla.

Únicamente acompañado por un buen y fiel amigo.

Y también por un agobiante y puñetero enemigo.

(En ambos casos, yo mismo).

Desorientado en medio de un bosque de árboles que no dan sombra.

Confundido dentro del laberinto de mis propias contradicciones.

Incluso hundido en el agua de un pequeño tazón de sopa.

Sólo, en medio del mar.

Habitando un ridículo trozo de tierra.

Ese diminuto espacio, que abandera mi independencia.

Ese insignificante lugar, que defiende mi libertad.

Ese sagrado rincón, que es mi propia esencia,

En la isla me abandono a mis pensamientos.

Y comienza a oscurecer.

Llega la noche.

Y pienso en negro.

Y afortunadamente, también en blanco.

Aunque al final, el sueño me vence.

Y la fantasía se apodera de mí

Y tengo suerte, cuando los pájaros de mi azotea revolotean a favor del viento.

Y ponen todo lo bueno de su parte.

La imaginación en todo su esplendor.

La maquinaria neuronal a pleno rendimiento.

¡Fuera la cabeza hueca, que solo sirve de hospedaje para el sombrero!

Soñar con el sol.

El viaje alucinante a otros mundos.

A otros paraísos de dulce clima.

A otras tierras de bondadosa existencia.

A otros paisajes nuevos, verdes y vivos.

Y siempre esperando que al final, la realidad no sea cruel.

Para eso, mejor seguir soñando eternamente.

Pero mejor, que el despertar sea con el sonido suave de un mar en calma

Con el firme deseo de que el oleaje acerque su sonrisa hasta la orilla.

Y que en la arena se quede bien pegado un salitre de esperanza.

PD.- Muchas veces el mar arrastra hasta la orilla los restos de algún naufragio.

Y si escuchamos con atención, las olas nos susurran al oído, y quieren decirnos

que sepamos crear del fracaso, la oportunidad, que en forma de material de

desecho llega hasta nosotros, para transformarlo y partir de ahí volver a utilizarlo

para reconstruir el edificio de nuestra propia vida.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: En la Isla.
Comentarios: 3
Leído 796 veces.



Viernes, 21 Enero 2011 07:41:38 GMT

No pasa nada.

No pasa nada por ser políticamente incorrecto.

Peor es, ser políticamente idiota.

No pasa nada por ser un permanente ingenuo soñador.

Peor es, ser un continuo e insaciable imbécil.

No pasa nada por querer viajar a las estrellas.

Peor es, hacerlo con rumbo a ninguna parte.

No pasa nada por mirar de frente.

Peor es, dejar que la cabeza cuelgue del cuello, continuamente inclinada hacia el suelo en señal de sumisión.

No pasa nada por soñar despierto y dejar volar la imaginación a su libre albedrío.

Peor es, refugiarse en el espacio asfixiante de los propios fracasos y limitaciones.

No pasa nada por hablar, e incluso discutir con uno mismo.

Peor es, desconocer por completo a tu otro yo.

No pasa nada por no esconder tus pensamientos detrás de palabras falsas y huecas, disfrazadas con la careta de la hipocresía.

Peor es, decir siempre "amén" a todo, cuando en realidad estás pensando lo contrario.

No pasa nada por ir en la dirección contraria de la que se supone que debe ser la correcta.

Peor es, seguir de forma mecánica y absurda el camino de los borregos.

No pasa nada por pasear descalzo por la playa y que las olas te sorprendan mojando tus pies.

Peor es, ir siempre calzado con unos opresivos zapatos que nunca te atreves a quitar por mucho que te aprieten.

No pasa nada por no ser perfecto.

Peor es (mucho peor), pretender serlo.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: No pasa nada.
Comentarios: 0
Leído 778 veces.



Jueves, 20 Enero 2011 07:59:53 GMT

Tirando a dar.

Tirando a dar con bala plateada.

Tirando a dar con flecha envenenada.

Tirando a dar con daga afiliada.

Tirando a dar con escopeta recortada.

Tirando a dar con explosiva granada.

Tirando a dar con helada mirada.

Tirando a dar con envidia calculada.

Tirando a dar con lengua envenenada.

¡Cuidado, el peligro acecha en cualquier esquina!

Fran Álvarez.



En: La Comunidad.
Permaenlace: Tirando a dar.
Comentarios: 0
Leído 732 veces.



Miércoles, 19 Enero 2011 18:30:16 GMT

El contador de cosas.

La intención que uno tiene cuando escribe, simplemente, es comunicarse con otras personas a través de las palabras y de esa forma expresar lo que se piensa, más allá de aspirar a ser un gran escritor, aunque es bien cierto, que la idea de conseguirlo se convierte en un objetivo muy tentador, pero lograrlo no está al alcance de cualquiera. No es muy elevado el tanto por ciento de quienes a lo largo de la historia de la humanidad, han conseguido convertir la escritura en arte manejando con singular maestría e ingenio su pluma.

Escribir, tiene mucho de comunicación, bastante de terapia y todo de creatividad, ya que te permite desarrollar sin limitación y libremente tu imaginación, al mismo tiempo que puedes transmitirle a otras personas tus ideas y pensamientos, tus realidades y fantasías.

Se trata en definitiva, de contar cosas, de ejercer de simple contador, sin pretender traspasar la frontera que delimita la propia capacidad y el intelecto personal.

Contar cosas, verdaderas o inventadas, al final, darle sentido al hecho de aprovechar parte del tiempo disponible cada día. Se trata de desarrollar la acción de crear algo, en este caso, poniendo las palabras en su sitio, o al menos intentándolo, y abrir de alguna manera la puerta de los sueños para transportarlos al papel y que los contenidos no se pierdan en el inmenso, profundo y desconocido mar de la existencia.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: El contador de cosas.
Comentarios: 0
Leído 774 veces.



Martes, 18 Enero 2011 18:08:28 GMT

Que no te digan.

Que no te digan cuando has de reírte,

si lo que oyes no te hace gracia.

Que no te digan que debes de hablar,

cuando lo que quieres es refugiarte en tu silencio.

Que no te digan por donde has de caminar,

si sabes que la dirección a seguir es la equivocada.

Que no te digan a quien debes de escuchar,

cuando el que habla no te aporta absolutamente nada.

Que no te digan cuando has de querer,

si tus sentimientos están de vacaciones.

Que no te digan ni cuando, ni cómo, ni donde, ni cuando ……

Fran Álvarez.



En: La Comunidad.
Permaenlace: Que no te digan.
Comentarios: 0
Leído 779 veces.



Martes, 18 Enero 2011 05:35:54 GMT

Artista.

Quiero ser artista, pero de la vida.

Me gustaría saber pintar.

Pero prefiero saber vivir.

Me gustaría saber escribir.

Pero prefiero saber pensar.

Me gustaría saber esculpir.

Pero antes, prefiero saber respirar.

Quiero ser artista, pero del aire.

Para saber balancearme en el trapecio de la existencia.

Para nunca ir en contra de lo que siento.

Para hacer siempre lo que pienso.

Para no acariciar a quien no quiero.

Quiero se artista, pero del pensamiento.

Y de la sabiduría.

Y se la sensibilidad.

Y del equilibrio.

Y de la tranquilidad.

Quiero ser artista, y hacerle caso a Don Sigmund.

Para conocer como exprimir la fruta de la creatividad.

Para saber evadirme de la realidad.

Para aprender a volar con la imaginación.

Para hacerme invisible a la adversidad.

Quiero ser artista…..

Fran Álvarez.

"Los artistas se permiten el lujo de vivir de sus fantasías"

(Dr.Freud)



En: El Inquilino.
Permaenlace: Artista.
Comentarios: 0
Leído 692 veces.



Lunes, 17 Enero 2011 05:25:45 GMT

Llueve.

Llueve.

Y mientras llueve mi cuerpo se mueve.

Bendita lluvia.

Llueve.

Y mientras llueve mi pensamiento no se detiene.

Llueve.

Agua de vida.

Llueve.

Y mientras llueve, mi imaginación se entretiene.

Llueve

Gotas cristalinas.

Llueve.

Y mientras llueve,

un jardinero celestial riega mi cabeza,

despierta mis neuronas,

y me dice que estoy vivo.

Y llueve.

Fran Álvarez.



En: La Terraza.
Permaenlace: Llueve.
Comentarios: 3
Leído 811 veces.



Domingo, 16 Enero 2011 14:10:08 GMT

La Receta Mágica

Con un poco de inteligencia, sólo un poco (incluso, a veces vale hasta con encefalograma plano), un mucho de cara (dura) y un nulo sentido del ridículo, se puede aspirar a todo en este bendito país.

Hoy en día es fácil ver en cualquier cadena televisiva, programas infumables que elevan a los altares de la fama a auténticos ídolos de barro que a la velocidad de un cohete supersónico son encaramados en el olimpo de la gloria mediática, y que tristemente para ellos, con la misma velocidad se caerán del falso pedestal derrumbándose cual castillo de naipes. Y no sin razón, ya que estos famosos de castañuela y pandereta, no tienen mérito alguno para gozar del fervor popular, por que la mayoría de ellos no han hecho absolutamente nada para merecer el más mínimo reconocimiento, salvo caer en gracia, por que ni g raciosos son la mayoría de ellos.

Fran Álvarez.



En: La Comunidad.
Permaenlace: La Receta Mágica
Comentarios: 2
Leído 726 veces.



Sábado, 15 Enero 2011 19:15:19 GMT

Decisión.

Corta de una vez por todas las cuerdas que te atan a tus miedos.

Atrévete a cruzar la frontera del mundo donde ya no existen tus complejos.

Escapa de la cárcel de tus fracasos.

Rebélate contra el decreto de aquellos que quieren imponerte sus ideas.

Rompe las cadenas que arrastran el peso de tu pasado.

Huye de aquellos que tienen el pesimismo por bandera.

Y no te fíes nunca de los que quieren venderte una parcela en el paraíso.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Decisión.
Comentarios: 0
Leído 820 veces.



Viernes, 14 Enero 2011 19:14:44 GMT

Paseando.

Despacito, paseando.

El viento agradable, que llega.

Frescor vital.

Brisa suave que aterriza en la cara.

Solitario en la playa.

Huella en la arena.

Fotografiando la pisada.

La ola que se acerca.

Sal marina salpicando.

Espuma de limpia blancura.

Agua cristalina.

El sol que brilla.

Luz de vida.

Gaviotas en grupo planeando.

En majestuoso vuelo elegante.

Miradas al cielo.

Arriba, espacio gigante.

Abajo, la inmensidad del océano.

Eco de caracola.

Pasitos de cangrejo.

Pequeñas piedras y conchas.

Resaca que arrastra.

El velero que se va.

En la lejanía el horizonte.

En el mar la botella.

Dentro, el mensaje.

Y mientras, yo esperando ……..

Fran Álvarez



En: La Vecina.
Permaenlace: Paseando.
Comentarios: 0
Leído 827 veces.



Viernes, 14 Enero 2011 06:47:40 GMT

Desde la terraza (XIII).

La frase de hoy:

"Lo que uno vale, lo determina uno mismo. No eres tú el que tienes que demostrarlo a los demás, son ellos los que tienen que valorarlo si quieren. Si las relaciones humanas fueran como la fruta madura, sé árbol y deja que esta cuelgue de tus ramas, alguien la arrancará ó no, pero no vayas ofreciéndola como un frutero que pretende colocar su mercancía, porque unos no la quieren, otros nos les gusta, otros no la necesitan y muy probablemente muchos tengan un concepto equivocado de como sabe, pero ese es su problema y no el tuyo".

(Fran Álvarez)



En: La Terraza.
Permaenlace: Desde la terraza (XIII).
Comentarios: 0
Leído 753 veces.



Página 1 de 2. Total : 33 Artículos.

Fran Alvarez

franalvarez
España

Editor virtual de contenidos en Internet.Articulista y Escritor Blogs y Webs.Colaborador Medios Comunicación...

Mi perfil Completo

Mis Enlaces


Buscar

 



Blog Gratis para humanos.


"Dentro de tí mismo, puedes encontrar a tu peor enemigo o a tu mejor amigo".(Proverbio Inglés).