Mirarse al espejo cada día, es el mejor ejercicio que uno puede hacer para ver realmente como es. El espejo al igual que el algodón, nunca engaña.

La Vecina.

Jueves, 17 Noviembre 2011 11:46:22 GMT

El sueño.

(*)

El sueño se me vuelve a repetir, una y otra vez: La rubia que completamente desnuda se pasea por una solitaria playa, con la brisa marina haciendo ondear el pelo de su larga cabellera, mientras ella pronuncia con suavidad mi nombre, como si me estuviera llamando pero con voz muy bajita, para no despertarme ya que me ve profundamente dormido . Lo más probable, es que ella me vea tumbado en la arena, con un sueño envolvente y dando sensación de estar muy cómodo sobre una enorme toalla azul que hace juego con el mar y tostándome poquito a poco, bajo ese sol que empieza a dejarse ver con los primeros rayos de luz, y que calienta confortablemente pero sin llegar a quemar. La rubia tiene razón, mi sueño es especialmente agradable, ya que estoy soñando con ella, pero cuando mis ojos se abren y la bella imagen desaparece, me doy cuenta de que no despierto en mi cama, estoy en la playa tumbado sobre mi gigantesca toalla azulada, y me pregunto, si ahora estoy despierto o sigo soñando, y de nuevo se me vuelve a mezclar fantasía con realidad, en fin, que todo se convierte en un auténtico lío, como la vida cuando se complica, es lo que hay y así hay que aceptarlo.

Quizás tenga que aplicar la Ley de la Atracción, que dice más o menos aquello de que, si lo ves en tu mente puedes tenerlo en tu mano, así que, yo de momento sigo insistiendo, y cuando el sueño no hace acto de presencia por su propia voluntad, ya procuro, traerlo a mi cabeza cuando estoy despierto, a ver si se queda ahí fijado una buena temporada, hasta que el día menos pensado, aparezca delante de mí la imponente rubia, en carne y hueso, y puestos a pedir, mejor que sea con más carne y con menos hueso.

(*): La chica de la foto no es rubia, pero está muy buena, así que también nos vale, y en cuanto al desnudo, lo dejamos exclusivamente para el sueño.

Fran Álvarez

El Espermatozoide que se hizo adulto



En: La Vecina.
Permaenlace: El sueño.
Comentarios: 0
Leído 702 veces.



Lunes, 14 Noviembre 2011 07:13:28 GMT

¡A darle!

Fumar te deja los pulmones con más mierda que un pozo negro .

El exceso de grasas saturadas hace que el colesterol te salga hasta por las orejas .

Hablar mucho por el teléfono móvil, puede que a la larga te deje medio tonto (en algunos casos, más todavía) ya que al parecer, el aparatito de los cojones, emite algún tipo de radiación nociva para el cerebro.

Mucha sal, te puede hacer subir la tensión más alta que si la mandas por globo aerostático .

Las drogas te pueden volver loco o mandarte directamente a la fosa, sin más.

Beber mucho, es decir, devorar las copas, te puede dejar el hígado como un filete de ternera dentro de un cubo de disolvente.

Oír la música demasiado alta, quizás te acabe dejando más sordo que a Beethoven .

Ver muchas horas la televisión puede que te haga quedar más cegato que si tuvieras miopía, cataratas, conjuntivitis y sensibilidad a la luz, todo en el mismo lote.

De hacer caso a los políticos, ni hablamos, eso de escuchar debates, tertulias y un mitin tras otro, puede dejar secuelas irreparables en la vida de un ser humano, tales como diarreas incontrolables, mareos permanentes, visión borrosa, vómitos, convulsiones, gases y sobre todo, una permanente sensación de asco, así que: ¡Mucho cuidado con esto¡

¿Y me pregunto, qué efectos secundarios tiene hacer el amor?

Pues eso, a darle.

Fran Álvarez

Blog Perdido en el planeta Tierra



En: La Vecina.
Permaenlace: ¡A darle!
Comentarios: 0
Leído 537 veces.



Miércoles, 25 Mayo 2011 06:16:05 GMT

Ellas y Yo (y eso que llaman amor).

1- El amor no te garantiza felicidad eterna, así que, cuantas más cosas en común se tengan con la pareja elegida para compartir la vida, más posibilidades existirán de que esa relación, sea duradera (razonablemente duradera). Si solo nos fijamos en lo superficial, nos podemos llevar desagradables sorpresas.

2- Si tus relaciones con las mujeres no funcionan nunca, sería interesante pararse a pensar con calma, y quizás llegues a la conclusión de que la culpa es tuya, puede que tu forma de ser, no sea la más apropiada para establecer contactos serios con la otra persona que has elegido para ser tu pareja, así que, tu verás si debes de cambiar o no, aunque si lo haces por que alguien te lo dice, pero tu no estás muy convencido de ello, quizás, lo que acabes consiguiendo, es que tu "feeling" con ellas, sea aún peor.

3- Algunos idealizan tanto el amor de pareja, que quieren agradar tanto a la otra persona, que son capaces de cambiar de manera radical, su forma de ser, de hacer, incluso de pensar, y al final lo único que consiguen, es acabar siendo otra individuo diferente al que eran, y eso no es lo único negativo del asunto, es que muchas veces, la otra, con decepción no disimulada, le suelta al "transformista" de turno, aquello de ¡cari, me gustabas más como eras cuando te conocí!

4 - Existe una especie de amor peliculero, que se mezcla con la vida real, y que por supuesto, está excesivamente valorado. Es como el marisco en Navidad, que sin saber cual es el motivo, triplica su precio.

5- Ella me dijo que no me quería, y yo le dije ¡pues tú te lo pierdes! Y efectivamente ¡se lo perdió!

6 - Ella también me dijo que no estaba enamorada de mí, y yo pensé, que lo sorprendente habría sido que lo estuviera.

7 - Me quiere….no me quiere….me quiere….no me quiere….al final lo más importante es responder a esta pregunta ¿Me quiero yo?

8 - Alguna quería que supiera torear, pero no conforme con eso, también pretendía disfrazarme de torero, y eso no me gusta nada, ya que al final, casi siempre te cornea el toro.

9 - Ella era un bomboncito, pero también era bastante superficial, yo no soy ningún bomboncito, y soy bastante complejo, así que ¿dónde "carajo" íbamos a ir?

10 - Cuando ella no te corresponde en el plano sentimental, pero te dice, que te quiere como amigo (¡un buen amigo, que considerada!), lo que en realidad quiere que sepas son dos cosas:

a) Que en realidad, nunca seréis buenos amigos (ni malos, ni nada).

b)-Que tu a ella, la verdad es que le importas un bledo.

Fran Álvarez

Blog Perdido en el planeta Tierra



En: La Vecina.
Permaenlace: Ellas y Yo (y eso que llaman amor).
Comentarios: 2
Leído 1413 veces.



Jueves, 14 Abril 2011 18:58:18 GMT

¿Qué sabemos de ellas?

Cuando un hombre presume de conocer a las mujeres, y está convencido de que sabe prácticamente todo lo que hay que saber sobre ellas, probablemente estaremos ante un sujeto que dejando a un lado su posible sabiduría teórica, en la práctica, lo más seguro es que carezca de la mayoría de los conocimientos que se auto-adjudica.

Es bien cierto, por otra parte, que existen auténticos especialistas, con un profundo dominio de lo que es el género femenino, sin embargo, o no abundan en demasía o son poco conocidos, así pues, para los que no se consideran expertos en el tema, no estaría demás recordar algunas afirmaciones interesantes, que pueden venir de perlas en un momento dado.

¡Atención a los datos!:

1- Martie G.Haselton, psicóloga de la Universidad de California (EE.UU), ha realizado un estudio sobre el tema, para añadir a otros que ya existían, en el que llega a la conclusión de que los gustos de las mujeres varían en función de su ciclo menstrual.

Según se demuestra, la mujer se arregla más cuando está ovulando y centra más su atención en los rasgos en los que se manifiesta más significativamente la virilidad del hombre.

Hay sin embargo, otros momentos de su menstruación, que la preferencia en sus gustos masculinos, se fija en aquellos hombres, que con independencia de sus atributos físicos, le aporten sobre todo estabilidad.

2- En otro estudio realizado por los psicólogos estadounidenses Keith Campbell y Jean Tweng, que queda reflejado en su libro titulado La epidemia narcisista (2009), se indica, que hoy en día están de moda las conductas en las que predomina el narcisismo por encima de todo, y en consecuencia, este tipo de epidemia condiciona y transforma las relaciones entre ellas y ellos.

Siguiendo con el estudio en cuestión, sus autores atribuyen este hecho, al auténtico boom que en nuestros días han supuesto las Redes Sociales en Internet, que propician de forma contundente el exhibicionismo más radical por parte de los internautas adictos a este tipo de espacios virtuales, aparte también, de algunos medios de comunicación, que ayudan a la expansión de esta clase de comportamientos.

Lo que ya no sabemos, es quien tiene una mayor actitud narcisista, si las mujeres, o los hombres, y en el caso de que nosotros seamos los más exhibicionistas, tendremos que reflexionar al respecto, para saber, si nos preocupamos en exceso de nuestra apariencia física y perdemos demasiados minutos (incluso horas, los más presumidos) frente al espejo, cuando podríamos aprovechar el tiempo, en otras cosas más productivas, que quizás a ellas les resulten mucho más interesantes, y nos hagan aparecer ante sus ojos, más atractivos, así pues, no hay que dejarse caer tanto en la simpleza y en la superficialidad, y no estaría nada mal, cultivar con un poco más de esmero nuestra parte intelectual y creativa.

3- Existe por último, otro estudio realizado por la Australian Twens Registry, que guarda relación con el hecho de que las mujeres, que tienen una mayor preparación académica (y general), aumentan sus posibilidades de quedarse solteras (que no enteras ).

Al parecer, según esta asociación antes mencionada, se ha llegado a la conclusión, de que la salud reproductiva de la mujer, se ve mermada cuando realiza estudios superiores. ¡Quién nos lo iba a decir! ahora, va a resultar que la educación es mala para conseguir pareja, al menos, según dicen estos australianos.

Lo que no nos explican es que si estudiar en exceso, es igual de malo para los hombres, ya que si es así, ahora se comprende la causa por la que muchos tíos, tienen como único objetivo en su día a día, ponerse cuanto más cachas mejor, sin que se preocupen lo más mínimo, por ejemplo, de leer un libro, algo que muchos nos han hecho en toda su vida (¡y así están, como auténticos ceporros !)

Bromas aparte, la ciencia siempre aporta nuevos conocimientos en relación a este complicado mundo de las relaciones entre mujeres y hombres (y viceversa), en el que formar pareja estable, se convierte en muchas ocasiones en una auténtica misión imposible.

La reflexión final sobre todo lo expuesto, nos permite llegar a la conclusión, de que muchas veces los hombres son desconocedores de forma general, en relación a las mujeres, de una serie de detalles, que el estudio a nivel científico del comportamiento humano, pone a nuestra disposición, y que no estaría de más conocer,

Aunque también, teniendo en cuenta el complejo funcionamiento del cerebro humano, se nos antoja formular la siguiente pregunta: ¿Y si se equivoca también la ciencia?

Fran Álvarez

Blog El sendero de Julius



En: La Vecina.
Permaenlace: ¿Qué sabemos de ellas?
Comentarios: 0
Leído 741 veces.



Lunes, 31 Enero 2011 07:24:09 GMT

No las excitamos.

Si algún hombre piensa, que simplemente por el hecho de ponerse desnudo delante de una mujer, ésta, se va a excitar fácilmente, se equivoca.

No queremos referirnos solo a los que su cuerpo los ha abandonado como a un naufrago en una isla, (en algunos casos, incluso, el envoltorio corporal ha huido despavorido), y en el que los kilos campan a sus anchas, como una salvaje manada de búfalos, desbocada por una pradera del viejo oeste americano.

También queremos mencionar, a los hombres que se encuentran en el lado contrario, esos de la figura tipo Mister Universo, sin un gramo de grasa, con una tableta tan marcada sobre el abdomen, que para sí la quisiera la fábrica Nestlé, como molde original para sus productos, y por si lo anteriormente dicho no fuese suficiente, también con unos brazos fuertes y esculpidos con sumo esfuerzo, dedicación obsesiva y disciplina de gladiador, en el gimnasio a base de pesas y más pesas.

Según un estudio realizado por la doctora Meredith Chivers de la Universidad de Toronto en Canadá, dice que en absoluto una mujer puede llegar a excitarse simplemente con ver a un hombre desnudo, y que el nivel de excitación que una hembra experimenta con un macho (en pelota picada ), es equiparable al que tiene la fémina en cuestión cuando observa un paisaje nevado desde la terraza de su casa (por poner un ejemplo).

Para completar el estudio y tirar más aún por el suelo los sueños de seducción del hombre, la señora (o señorita, no lo sabemos a ciencia cierta, pues no tenemos el placer de conocerla) Chivers, añade, que la cosa cambia drásticamente (¡OH sorpresa!), cuando una mujer ve a otra como Dios la trajo al mundo, es decir, como Eva, con o sin hojita tapa-vergüenzas, y esto al parecer sucede por que se dispara la presión sanguínea, vamos que a ella cuando ve a la otra, se le revoluciona la sangre, que sale disparada a todo trapo por las venas, alcanzando la misma intensidad que el chorro de agua lanzado por la manguera de un bombero.

Conclusión: ¡Ya no las excitamos! (al menos, como pensábamos). Y equivocadamente, creíamos que la competencia en cuanto a provocar excitación se refiere, era con el vecino de en frente, y ahora resulta que es con la vecina de al lado

¡A buen entendedor ……..!

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: No las excitamos.
Comentarios: 0
Leído 858 veces.



Jueves, 27 Enero 2011 07:54:13 GMT

La mirada seductora.

Hay quienes se dedican a estudiar el enamoramiento y sus diferentes procesos, entre ellos el psicólogo neoyorquino Arthur Arum, que ha realizado la siguiente afirmación: El amor es más mudo que ciego.

Al parecer, cuando el hombre despliega sus armas de filtreo, tiene que fijarse más en lo que se ve, que en lo que se oye, ya que las mujeres están más atentas a lo primero que a lo segundo.

Ante esto, parece que las dudas se disipan, a la hora de seguir el procedimiento más adecuado y eficaz, en el momento de desarrollar por parte del hombre las labores de conquista.

Habrá que olvidarse por lo tanto, de pronunciar esa frase ingeniosa, a la que antes de soltarla como quien no quiere la cosa, se le da tantas vueltas en la cabeza, como si el cerebro fuera una lavadora en pleno centrifugado. Es como si quien lo hace, se hubiera transformado en un piloto de bombardero, que suelta su carga explosiva, esperando dar de lleno en la diana y provocar un resultado impactante, aunque en este caso, afortunadamente sin víctimas mortales.

Tampoco servirá utilizar ese chiste tan manoseado, y que siempre provoca carcajadas en la persona que lo escucha, en este caso, la chica en cuestión, merecedora de los máximos desvelos y atenciones por parte del conquistador de turno.

Mr.Arum , ofrece a los hombres la solución ideal, simplemente hay que utilizar una intensa y penetrante mirada y enfocarla directamente sobre los ojos del objetivo femenino elegido, y así, sin pronunciar ni una sola palabra, las posibilidades de éxito, se verán sustancialmente incrementadas, ya que, según el psicólogo mencionado, esto hace que se atraigan entre sí, personas que hasta el momento, eran absolutamente desconocidas entre ellas.

Habrá pues, que ensayar el método en cuestión, entrenándose en soledad frente al espejo y buscar posteriormente el momento oportuno para ponerlo en práctica.

¡Buena suerte!

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: La mirada seductora.
Comentarios: 0
Leído 877 veces.



Viernes, 14 Enero 2011 19:14:44 GMT

Paseando.

Despacito, paseando.

El viento agradable, que llega.

Frescor vital.

Brisa suave que aterriza en la cara.

Solitario en la playa.

Huella en la arena.

Fotografiando la pisada.

La ola que se acerca.

Sal marina salpicando.

Espuma de limpia blancura.

Agua cristalina.

El sol que brilla.

Luz de vida.

Gaviotas en grupo planeando.

En majestuoso vuelo elegante.

Miradas al cielo.

Arriba, espacio gigante.

Abajo, la inmensidad del océano.

Eco de caracola.

Pasitos de cangrejo.

Pequeñas piedras y conchas.

Resaca que arrastra.

El velero que se va.

En la lejanía el horizonte.

En el mar la botella.

Dentro, el mensaje.

Y mientras, yo esperando ……..

Fran Álvarez



En: La Vecina.
Permaenlace: Paseando.
Comentarios: 0
Leído 827 veces.



Lunes, 3 Enero 2011 14:32:54 GMT

Me gustaría.

Me gustaría ser poeta, para dedicarte versos de sublime melodía. Pero no lo soy, solo puedo hacer amigos a algunos pareados y tercetos, formando una eventual sociedad de rima fácil y juntar también algunas frases, en un gesto de buena vecindad, que en un determinado momento pueda salvar las apariencias.

Me gustaría ser escultor y darle forma a la piedra con la silueta de tu cuerpo. Pero no lo soy, solo puedo amasar torpemente el barro, dejarlo secar, y que de ese amasijo salga algo que no se puede llamar figura, pero que al menos sirva como un símbolo de lo que un torpe artesano pretendía crear, más con la cabeza, que con las manos.

Me gustaría ser reloj, para poder apoderarme de tu tiempo. Pero no lo soy, mi compleja maquinaria se detuvo para siempre y mis agujas permanecen inmóviles, marcando eternamente esa hora fatídica que señala el momento en que los minutos se sublevaron contra mí y decidieron quedarse en huelga permanente.

Me gustaría ser espejo, para ver del otro lado, la luz de tu mirada. Pero no lo soy, se hizo mil añicos cuando bruscamente lo estrellé contra el suelo, en uno de esos momentos de arrebato y furia, que todo ser humano tiene en ocasiones, cuando se mira y lo que ve enfrente no le gusta para nada. Y es que siempre son muy dolorosas, las verdades a la cara.

Me gustaría ser flecha, y atravesar tu corazón. Pero la cuerda de mi arco ya no tiene la fuerza necesaria que lo tensa y así poder lanzarme velozmente en la dirección adecuada que me permita ir en tu busca y encontrarte por muy lejos que te hayas ido.

Me gustaría ser astronauta, para subir a la luna y traértela como el mejor de mis regalos, o quedarme si es lo que tu quieres, en ella eternamente. Ojos que no ven, corazón que no siente.

Me gustaría ser …….

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: Me gustaría.
Comentarios: 0
Leído 801 veces.



Martes, 28 Diciembre 2010 19:33:45 GMT

Ni voy, ni vengo.

Ni voy.

Ni vengo,

Ni me quedo contigo.

Ni lo intento.

Ni te insulto.

Ni me ofendo.

Ni te quiero.

Ni lo pretendo.

Ni te compro.

Ni me vendo.

Ni me asusto.

Ni salgo corriendo.

Ni grito.

Ni estoy en silencio.

Ni me río

Ni me lamento.

Ni yo mismo me entiendo.

Ni espero que tú me comprendas.

Ni voy.

Ni vengo.

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: Ni voy, ni vengo.
Comentarios: 0
Leído 620 veces.



Miércoles, 24 Noviembre 2010 12:22:33 GMT

Nevando sobre los cedros.

Mientras los copos de nieve cubrían los cedros y los camuflaban bajo un gigantesco, brillante y cegador manto blanco, me di cuenta que me había quedado solo.

Al lado de aquellos imponentes árboles de firme presencia, yo al igual que ellos me quedé inmóvil como una estatua, paralizado por el penetrante frío que entraba por todo mi cuerpo y me atravesaba como una daga afilada y cortante que me llegaba hasta los huesos.

Mientras, la silueta de tu menuda figura se iba difuminando a cada paso que dabas, aunque todavía se podía adivinar la redondez perfecta de tus caderas, con aquel insinuante movimiento, tan "a lo cubano", que siempre te caracterizaba cuando caminabas con esos pasos acompasados y ese ritmo premeditado tan "marca de la casa", que mantenías al moverte. Esos pasos que irremediablemente te iban alejando cada vez un poco más de mí, sin que yo pudiera hacer nada por impedirlo.

Mis piernas se habían quedado heladas, al igual que mi corazón. Es curioso comprobar como el músculo cardiaco, en otro tiempo "corazón de bolero", ahora se había transformado en "corazón de iceberg".

También el resto de mi cuerpo se había quedado petrificado por aquel ambiente gélido que como dardo paralizante me llegaba hasta el alma, anestesiándola de tal forma, que lo único que podía sentir de ella, era su ausencia.

Mientras, seguía nevando sobre los cedros, lentamente, fuiste despareciendo de mi vida, en silencio, hasta que llegó el día que me olvidé de ti por completo.

Ahora, cuando miro para atrás, las pocas veces que suelo hacerlo, pues no dejo que la nostalgia se apoderé de mí, ya que sería absurdo acordarse de lo que "quise que fuera, pero que nunca fue", solo me acuerdo de los cedros, de la nieve y del frío, pero nunca de ti, hasta incluso hay veces que ya ni recuerdo tu nombre.

En mi vida sigue habiendo cedros y nieva sobre ellos, y acaban cubiertos por miles y miles de copos que los tapan, y muchas veces hace frío, mucho frío, pero ya no hay sitio para ti en mis pensamientos que al igual que mis sentimientos, también se han quedado helados por el tiempo.

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: Nevando sobre los cedros.
Comentarios: 2
Leído 739 veces.



Martes, 9 Noviembre 2010 07:20:57 GMT

Pequeñas historias de un naufrago de la vida (III).

"Derrotado por el amor y el destino, vencido como Aquiles, herido de muerte con la flecha en su talón y perdido como un arbejo en una ensaladilla, me retiro a mis cuarteles de invierno para seguir creciendo en la adversidad a la espera de tiempos mejores y resurgir como el Ave Fénix rescatado de las tinieblas del desamor y el fracaso.

También puede que vuelva como Alonso Quijano y me transforme una vez más en Don Quijote y salga en la noche en busca de mi Dulcinea, aunque al final acabe luchando como siempre contra esos enormes molinos de viento que siempre me impiden verla"

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: Pequeñas historias de un naufrago de la vida (III).
Comentarios: 0
Leído 1427 veces.



Lunes, 8 Noviembre 2010 10:40:25 GMT

Pequeñas historias de un naufrago de la vida (II).

"El frío de la soledad me congela como al pobre pollo en la nevera. Estoy como el perro perdido que ladra sólo en la pradera y nadie se entera. Ladra que te ladra y no hay quien lo sepa. ¡Maldita sea, ese móvil que no suena y ese mensaje que no llega!

Sólo, escuchando a Mark Knopffler y calentándome la "azotea". Baladas suaves que no incitan a pelea, pero que me llenan la cabeza de ideas. Buenas si me llamas, quiere decir que te acuerdas y malas si pasas, por que entonces es que ni te enteras.

Y vuelvo a tener frío por que ya no me fío que vengas. Pero también me río, soy un perro que ladra, pero también caballo y hay más yeguas y otras cuadras".

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: Pequeñas historias de un naufrago de la vida (II).
Comentarios: 0
Leído 1324 veces.



Domingo, 7 Noviembre 2010 13:41:50 GMT

Pequeñas historias de un naufrago de la vida (I).

"El mar de la noche me arrastró cual barco a la deriva. En medio de la inmensidad del océano luché bravamente contra las gigantescas olas que amenazaban con engullirme. Con una mano cogí fuertemente el timón y con la otra mi inseparable botella de whisky y con cada trago insuflaba valor a mi vulnerable e indefenso cuerpo y lo disponía a plantar cara a los elementos.

Sabía que mi esfuerzo iba a ser inútil, pero tenía el firme convencimiento de vender cara mi derrota. Seguí luchando cuanto pude, pero de entre las salvajes y agitadas aguas, surgió inesperadamente una sirena que me atrapó y sin darme tiempo a reaccionar me llevó con ella al lecho marino en un viaje que al principio parecía hermoso, pero luego se tornó en desesperación y angustia cuando ella me dejó abandonado a mi suerte en el fondo del mar......"

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: Pequeñas historias de un naufrago de la vida (I).
Comentarios: 0
Leído 1356 veces.



Domingo, 7 Noviembre 2010 13:35:26 GMT

El Pequeño Mickey Mouse.

Me acordé de Sabina y quise aliviar mi soledad.

Salí en busca de una gatita y patrullé por la ciudad.

Antes de que llegara la hora maldita y cerrara aquel bar.

Tuve suerte y la encontré en la oscuridad de un pequeño local.

La miré y me miró.

Fue un cuchillo que me atravesó el corazón.

Pero a veces es demasiado el queso para un pequeño roedor.

Y muy peligrosa la gata que al final acaba con el ratón.

Pongamos que hablo de……………………..

Y aquí se acaba la historia.

La pequeña historia de un pequeño roedor.



En: La Vecina.
Permaenlace: El Pequeño Mickey Mouse.
Comentarios: 0
Leído 747 veces.



Sábado, 6 Noviembre 2010 08:43:11 GMT

Lo que (no) haría yo por ti.

Por ti, iría caminando al fin del mundo.

Por ti, subiría a las montañas de la luna.

Por ti, embestiría con mi lanza a un molino de viento.

Por ti, me lanzaría al vacío haciendo piruetas en el aire.

Por ti, descendería a pleno pulmón al fondo del océano.

Por ti, me enfrentaría a un Dragón con lengua de fuego.

Por ti, ¡sólo Dios sabe, lo que sería yo capaz de hacer por ti!

"Pero, aunque estemos en el Polo Norte, no me pidas que me disfrace de Pingüino, prefiero pasar frío, que la cara se me hiele y quedarme como blanca, congelada y solitaria estatua, pero no me pidas que me ponga la careta, eso aunque sea Por ti, yo no lo haría".

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: Lo que (no) haría yo por ti.
Comentarios: 0
Leído 809 veces.



Miércoles, 3 Noviembre 2010 13:42:26 GMT

No me digas.

No me digas lo que tengo que hacer………….. Apoyame.

No me digas lo que tengo que decir ………….. Respétame.

No me digas lo que tengo que pensar ……….. Entiéndeme.

No me digas por donde tengo que ir………….. Pero puedes seguirme.

No me digas que tengo que cambiar …………. Cambia tú.

No me digas……

Fran Álvarez.



En: La Vecina.
Permaenlace: No me digas.
Comentarios: 2
Leído 796 veces.



Página 1 de 1. Total : 16 Artículos.

Fran Alvarez

franalvarez
España

Editor virtual de contenidos en Internet.Articulista y Escritor Blogs y Webs.Colaborador Medios Comunicación...

Mi perfil Completo

Mis Enlaces

Archivo

«Octubre 2017  
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Buscar

 



Blog Gratis para humanos.


"Dentro de tí mismo, puedes encontrar a tu peor enemigo o a tu mejor amigo".(Proverbio Inglés).